Cartel del Golfo extorsiono a familiares de joven asesinado en el penal de Reynosa

0
38

Reynosa, Tamaulipas.- En complicidad con un agente federal, delincuentes del Cártel del Golfo extorsionaron con 180 mil pesos y una camioneta a familiares del joven Francisco Javier Velázquez Torres, para no golpearlo, aunque una vez con el dinero en su poder lo asesinaron.

La madre de Francisco Javier interpuso la denuncia por los delitos de extorsión y robo de vehículo en contra de quienes resulten responsables, además refiere que tras el crimen de su hijo, su cuerpo fue robado y su primo Luis Enrique Torres Cardozo fue secuestrado.

La mujer en su denuncia ante la Fiscalía General de Justicia de Tamaulipas señala que su hijo Francisco Javier fue detenido el 31 de octubre por elementos de la Policía Estatal en Villagrán, Tamaulipas y trasladado a ciudad Victoria, donde lo inculparon falsamente de homicidio.

Refiere que el 4 de noviembre, su hijo fue trasladado al penal de Reynosa, donde le habló en 39 ocasiones por teléfono celular, para pedirle consiguiera un millón, que eran lo exigido por el Cártel del Golfo para no golpearlo.

Al no poder reunir la elevada suma de dinero, se la redujeron hasta 200 mil pesos, consiguiendo prestado con familiares y amigos un total de 180 mil pesos.

Mediante mensajes de WhatsApp le indicaron a la mujer que debería entregar el dinero y su camioneta, una Ford Explorer 2010, placas fronterizas A91THH9 en Monterrey, Nuevo León, en donde frente a la Central de Autobuses la iba a esperar un agente federal en una camioneta de la corporación y que bajaría un civil de nombre Rafael Garza.

La madre del joven neolaredense, que tenía comunicación vía telefónica con su hijo, siguió las indicaciones y el día 5 de noviembre a las 9 de la noche en el lugar indicado por los delincuentes, llegó un sujeto que se identificó como Saúl, señalando que iba de parte del Federal.

Este sujeto se llevó la camioneta y el dinero y Francisco Javier le dijo vía telefónica a su madre que regresara en autobús a Nuevo Laredo y que le mandara por WhatsApp fotografía del boletín, así como una foto de ella a bordo del autobús.

A Nuevo Laredo llegó la mujer a la una de la mañana, ya del 6 de noviembre y hablo por teléfono con su hijo, que le dijo que estaba bien. Ya no volvió a tener comunicación con Francisco Javier, hasta la tarde del mismo día, cuando le avisaron que el joven había sido asesinado en el interior del penal de Reynosa.

Por conducto de su primo Luis Enrique Torres Cardozo reclamó el cuerpo y cuando iba a ser trasladado a Nuevo Laredo, sujetos armados lo robaron de la funeraria Valle de la Paz, secuestrando a su familiar, de quien se desconoce su paradero, por lo que interpuso la denuncia ante el Ministerio Público del Estado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here