Alguacil establece medidas preventivas contra el coronavirus en la cárcel de Laredo

0
55

* Transformó seis celdas de retención en celdas de presión negativa como medida de precaución para manejar a las personas que podrían ser positivas para COVID-19 y / u otras enfermedades infecciosas.

LAREDO, Texas, 26 de noviembre.- El Sheriff Martin Cuellar ha tomado medidas preventivas desde que comenzó la pandemia para proteger y evitar la propagación del virus y otros enfermedades en la Cárcel del Condado de Webb.

Transformó seis celdas de retención en celdas de presión negativa como medida de precaución para manejar a las personas que podrían ser positivas para COVID-19 y / u otras enfermedades infecciosas.

Estas seis celdas son una adición a las celdas de presión negativa en el ala médica. Ayudan a contener y minimizar la propagación de COVID-19 y otras enfermedades.

También se utilizan como medida preventiva los túneles desinfectantes por donde caminan todos los empleados antes de ingresar a la cárcel, así como todos los presos que ingresan a la cárcel.

Este proceso de desinfección ha sido de gran utilidad debido a la forma pragmática, eficaz y rápida de pasar por el túnel, que cuenta con una fórmula desinfectante y limpiadora que ayuda a matar virus.

Las pruebas de COVID-19 siempre han sido una de las principales prioridades para el alguacil Cuellar, es por eso que se están realizando pruebas de precaución antes de que los reclusos suban a los pisos.

Los presos son puestos en cuarentena durante nueve días antes de ser colocados con el resto de la población.

Tienen que ser examinados dos veces, una vez que llegan a la cárcel y nuevamente antes de trasladarse con el resto de la población.

Si dan positivo, se les pone en cuarentena durante 14 días y el recluso tiene que estar libre de síntomas cuatro días antes de pasar al resto de las celdas.

«Estamos tomando medidas extremas para garantizar la seguridad de nuestros empleados y presos», dijo el alguacil Cuellar.

“Desde que comenzó la pandemia, la cárcel ha sido desinfectada dos veces por cada turno, un total de seis veces por día y los presos han recibido sus máscaras y los empleados han recibido equipo de protección personal, que incluye máscaras, guantes, gafas y protectores faciales. 

También se colocaron envoltorios de plástico de alta resistencia en todas las celdas de la cárcel para mantener mejor protegidos a los presos y al personal.

Se han seguido las recomendaciones del Departamento de Salud local, las autoridades médicas y la Comisión de Normas Carcelarias de Texas.

El alguacil Cuellar dijo que la Oficina del Sheriff del condado de Webb continuará avanzando para mantener el cumplimiento para la seguridad de todos los que ingresan a la cárcel.

“Como su alguacil, soy responsable de informar al público de todos los acontecimientos en la oficina del alguacil y continuaré trabajando duro todos los días para garantizar la seguridad de todos los residentes del condado de Webb y la ciudad de Laredo”, agregó el alguacil Cuellar.

“Nuestro personal continúa haciendo un excelente trabajo en la cárcel; están listos todos los días y durante todo el año.

Desde que comenzó esta pandemia, nuestro pico de casos positivos resultó ser un total de 76 y el más bajo, tres. “Felicito a mi personal por estar siempre al día con sus tareas y responsabilidades y por poder mantener nuestro número bajo”, dijo el alguacil Martin Cuellar. [Primitivo López/Laredo Press]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here