A pesar de la Pandemia, Trump continúa su guerra contra los residentes de la frontera con México

0
112

* El 23 de julio de 2015, el candidato Trump visitó a la ciudad fronteriza de Laredo, Texas, para ganarse apoyo para el muro.

AUSTIN, Texas, 29 de agosto.-La Administración de Trump sigue empujando la construcción de su muro fronterizo xenófobo mientras los residentes de la frontera siguen sufriendo con unas de las tasas de infección y muertes por el COVID-19 más altas en todo el estado, y la peor crisis económica en la historia reciente.

El gobierno de Estados Unidos está arrebatando las tierras ancestrales, los cementerios y los ranchos y terrenos de las familias del sur de Texas para que Trump pueda decir que hizo algo durante sus últimos cuatro años en la Casa Blanca.

México no ha pagado ni un centavo hacia la construcción del muro, algo que Trump repetía famosamente durante su primera campaña.

Dijo que los contribuyentes estadounidenses no pagarían por el muro.

Para apurar el proceso lo más que se puede, la Administración Trump ignoró 28 leyes del medio ambiente y de la salud relacionado con las especies en peligro de extensión, el agua limpia, y los derechos de los nativo americanos, y actualmente está demandando a ciudadanos privados Texanos, o condenando sus propios terrenos, para poder quitárselos.

El 23 de julio de 2015, el candidato Trump visito a la ciudad fronteriza de Laredo, Texas, para ganarse apoyo para el muro.

Durante una rueda de prensa en dicha ciudad, transmitida en vivo en la televisión, y con Trump a su lado, el regente del municipio de Laredo, Jesús Olivares, dijo que Laredo estaba en contra del muro.

Trump respondió, diciendo a los reporteros que el muro se necesitaba “en algunas áreas,” dando a entender que a lo mejor Laredo se salvara de la lista de comunidades donde se instalaría el muro. 

El gobierno de Laredo intentó negociar por años con la Administración para suplicar que el muro no se construyera en su ciudad.

Pero, una reciente carta al editor del Alcalde de Laredo Pete Sáenz explica, los oficiales de Laredo han aprendido de manera dura que Trump solo piensa en sí mismo y está lleno de falsas promesas. [Primitivo López/Laredo Press]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here